Diego Ricol: Bryce Harper sigue recuperándose del tobillo derecho

Diego-Ricol-Beisbol

Bryce Harper jugó como bateador designado el domingo dos días después de sufrir un golpe en el tobillo derecho.

El guardabosques Bryce Harper jugó como bateador designado el domingo, tercero en la lista, contra los Yanquis de Nueva York, dos días después de sufrir un golpe en el tobillo derecho por un lanzamiento descontrolado.

El sábado, Harper dijo que estaba «un poco dolorido» por el golpe, pero los rayos X fueron negativos. Ni Harper ni el piloto del equipo, Gabe Kapler, se mostraron preocupados por su preparación para el primer día de la temporada regular.

Diego Ricol: La lesión no es grave

Ambos dijeron que la lesión no era grave y que en pocos días desaparecería. El viernes Harper fue golpeado por una bola rápida de 96 millas por hora (153 kilómetros) del novato de los Azulejos de Toronto, Trent Thornton, en la sexta entrada.El jardinero cayó al césped y se agarró el tobillo, se quedó en el suelo por unos momentos, fue revisado por un entrenador y posteriormente se fue cojeando hacia el dugout con ayuda del personal físico del equipo.

Harper jugó el sábado y el domingo y espera seguir entrenando regularmente para mejorar su preparación con miras al partido inaugural de su nuevo equipo, el 28 de marzo contra los Bravos de Atlanta. 

De Colorado a Cleveland

El guardabosques venezolano Carlos González, de 33 años, alcanzó un acuerdo de Ligas menores con los Indios de Cleveland. El contrato establece que, en caso de que llegue a integrar el equipo de las mayores obtendrá un contrato de dos millones de dólares.

González, exjugador de los Rockies de Colorado, tres veces integrante del Juego de las Estrellas y tres veces ganador de un Guante de Oro, llegó a los Indios como agente libre. En marzo de 2018 regresó a los Rockies con contrato de un año y cinco millones, un valor mucho menor que su previo contrato de 80 millones y siete años.

Diego Ricol: González está con los Indios

González bateó para promedio de .280 con 11 cuadrangulares y 41 carreras impulsadas en la primera mitad de la temporada pasada, pero su producción se detuvo después del descanso, con promedio de .272 con cinco vuelacercas y 23 remolcadas.

Terminó con 16 cuadrangulares y 64 carreras impulsadas en 132 partidos, pero ayudó a su equipo a clasificarse para un puesto de comodín en la Liga Nacional y su tercera aparición en la fase final desde 2009, el primer año de González con el equipo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 + doce =